La banca tendrá un plazo de 3 meses para devolver las cláusulas suelo

abril 7, 2017 Escrito por David Cotillas - No hay comentarios

El Gobierno ha aprobado por Decreto ley el mecanismo extrajudicial por el que los clientes afectados por Cláusulas suelo abusivas podrán reclamar a su banco lo cobrado de más en su hipoteca.

Las entidades bancarias deberán implantar un sistema de reclamación previa a la interposición de demandas judiciales.

 

El decreto deja cierto margen de interpretación a los bancos.

La entidad bancaria estará obligada a dar respuesta por escrito a la reclamación planteada por el consumidor pero esto no supone que forzosamente reconozca que estamos ante una cláusula nula. Es posible, por lo tanto, que determinadas entidades que no hayan sido condenadas en firme aleguen que actuaron con total transparencia y que, en consecuencia, la cláusula suelo incorporada a la escritura de préstamo hipotecario es perfectamente válida. Eso sí, deberá argumentar las razones en que fundamenta esta decisión.

¿Cómo sé si tengo cláusula suelo hipotecaria?

Evidentemente la única manera de saberlo con certeza es acudiendo a la propia escritura del préstamo hipotecario, y aquí hay que tener en cuenta que no siempre aparece suficientemente resaltada, de modo que, en caso de duda, es preferible acudir a un profesional para determinar si la hipoteca está afectada por la cláusula suelo.

¿Cuándo debo reclamar?

El consumidor podrá acogerse a este procedimiento de resolución extrajudicial desde el mismo momento de la publicación del texto en el Boletín Oficial del Estado. Pero hay que tener en cuenta que se otorga un plazo de un mes (hasta el 23 de febrero) a las entidades bancarias para adoptar las medidas necesarias a fin de articular el procedimiento concreto para la resolución de las reclamaciones planteadas y crear un departamento específico con esta finalidad.

¿Qué plazo tiene la entidad para resolver el procedimiento?

El plazo máximo para poder llegar a un acuerdo es de tres meses a contar desde la presentación de la reclamación. Si pasado ese plazo no hay comunicación alguna por parte de la entidad de crédito, el consumidor tendrá abierta la posibilidad de acudir a la vía judicial. También podrá ir a los tribunales en el caso de que el banco rechace expresamente la solicitud del consumidor o si éste no está de acuerdo con el cálculo hecho por la entidad sobre el importe a devolver.

¿Cómo me devolverán el dinero?

Una vez recibida la reclamación por parte del cliente, la entidad de crédito deberá efectuar un cálculo de la cantidad a devolver y remitirle al consumidor una comunicación por escrito donde se desglose ese cálculo, incluyendo los intereses de demora.

En principio, lo razonable sería la devolución en efectivo del importe resultante, si bien el Decreto deja abierta la posibilidad de que se pueda pactar alguna medida compensatoria distinta de la devolución en efectivo, como puede ser minorar el importe de la deuda pendiente de amortizar o bien ofrecerle algún otro producto financiero. En este caso el banco tendrá que facilitar al consumidor información suficiente y adecuada para que éste pueda valorar si le interesa esta medida compensatoria y el valor económico de la misma y tendrá un plazo de 15 días para dar su conformidad, que deberá ser manuscrita y constar en documento aparte.

¿Habrá que hacer una declaración complementaria a Hacienda?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que las entidades de crédito tendrán que informar a sus clientes de que las devoluciones acordadas pueden generar obligaciones tributarias. De hecho están obligadas a informar a la Agencia Tributaria sobre las devoluciones realizadas a sus clientes. El importe recibido no tributará en renta como ganancia patrimonial, ni tampoco la parte que corresponda a los intereses de demora percibidos. No obstante, cuando el contribuyente hubiera incluido las cantidades satisfechas como gasto deducible por inversión en vivienda habitual en la declaración de IRPF, y siempre que no haya prescrito el derecho de la administración para determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación, deberá proceder a regularizar los importes que han sido objeto de dicha deducción. Esta regularización, deberá hacerse en el momento de presentar la declaración de la renta del ejercicio en que se hubiera recibido la devolución de lo pagado de más en virtud del acuerdo al que se hubiera llegado con la entidad de crédito. En todo caso no se aplicará sanción, ni intereses de demora ni recargo alguno. Hay que reseñar que lo anteriormente indicado no será de aplicación cuando las cantidades que debería devolver la entidad financiera se destinan a minorar el principal del préstamo.

¿Qué ocurre con las costas procesales si finalmente se acude a la vía judicial?

Si el consumidor no acepta el cálculo de la cantidad a devolver por parte de la entidad de crédito y decide acudir a la vía judicial, solamente se impondrán a esta entidad las costas procesales en el caso de obtener una sentencia más favorable a la oferta recibida inicialmente. Del mismo modo, si el consumidor decide interponer una demanda judicial sin acudir previamente al procedimiento extrajudicial previsto por este decreto, en el caso de allanamiento por parte de la entidad de crédito antes de la contestación de la demanda, no se le impondrán las costas al entender que no concurre mala fe procesal. Si el allanamiento es parcial, solo se le podrá imponer la condena en costas si el consumidor obtuviera una sentencia más favorable que la oferta recibida y la entidad hubiera consignado la cantidad a cuyo abono se hubiera comprometido.