Preguntas frecuentes – Seguros salud

No, los menores de 18 años sólo pueden contratar el seguro si se asegura el padre/madre o tutor.

Desde el primer momento, podrás utilizar tu seguro de salud, si bien existen para prestaciones concretas existen unos períodos de carencia de seis, diez o doce meses que no serán de aplicación en caso de urgencia vital, infarto de miocardio o accidentes.

Cualquier enfermedad e intervención preexistente puede dar lugar a una exclusión en póliza o denegación del alta del seguro.

La inclusión de tu hijo recién nacido es automática. No obstante, en el plazo de un mes desde el nacimiento debes contactar con nosotros para confirmar la inclusión del mismo. Si posteriormente a este período quisieras mantenerlo asegurado, tendrás que realizar la correspondiente Declaración de Salud.

Si tienes contratado un seguro de Salud a través de tu empresa, te podrás desgravar los primeros 361 € y en caso de estar incluidos, los 1.202,02 € de tus familiares de primer grado. El resto tributa como ingresos en especie. Además, la empresa se lo desgrava en el impuesto de sociedades en la partida de otros gastos deducibles.

SI, en función del gasto sanitario ocasionado en el año anterior, se te aplicará un escalado de descuentos o incrementos.

La ventiloterapia es una técnica terapéutica que intenta incrementar los niveles pulmonares por medios mecánicos y farmacológicos. La oxigenoterapia es la administración de oxígeno en el caso de insuficiencias respiratorias. En ambos casos el tratamiento a domicilio incluye la maquinaria necesaria para la administración del medicamento o u del oxígeno.

Sí. Si el médico que elijas visita en otro centro que no aparece publicado en el cuadro médico, no podremos hacernos cargo del importe, en caso de que se acudas a ese otro centro.

No. Únicamente entregarás tu tarjeta cliente que te identifica como asegurado y el médico y/o centro hospitalario facturará directamente a la compañía.

El médico que te atienda deberá entregarte un escrito a firmar tanto por él como ti, donde explique la enfermedad o accidente, las pruebas realizadas, etc. y los datos completos de ambos, adjuntando la factura a dicho informe.

Sólo será necesaria, cuando se trate de un ingreso en clínica u hospital.

En los seguros de cuadro médico puedes elegir el centro que más te convenga, dentro de los concertados por la Aseguradora, siempre que lo necesites y sin ningún coste adicional.

Con los seguros de cuadro médico puedes elegir el profesional y el centro que más te convenga, dentro de la red concertada con la Aseguradora. Es tan sencillo como abonar una cuota mensual y tendrás cubierto el 100% de los costes de los servicios, sin copagos, ni costes adicionales cada vez que acude al médico como te ocurriría en otros seguros del mercado.

El seguro de Reembolso te permite acudir a facultativos o centros que no están concertados en nuestra guía, tanto en España como en el extranjero. En este caso, abonarías los costes médicos y nosotros nos comprometemos a reembolsarte en un plazo máximo de 15 días los costes, en función de los límites fijados para cada servicio.

El seguro de Reembolso te permite de forma sencilla la libre elección de cuadro médico: abonando una cuota mensual, tienes cubierto el 100% de los costes de los servicios del cuadro médico, sin copagos, ni costes adicionales cada vez que acudes al médico. Podrás acudir a facultativos o centros que no están concertados en nuestra guía, tanto en España como en el extranjero (en este caso, abonarías los costes médicos y nosotros nos comprometemos a reembolsártelos en un plazo máximo de de 15 días).

Al contratar el seguro de salud recibes un Cuadro médico, para que tengas la información a mano. Además, para tu comodidad, encontrarás toda la información referente a los profesionales, los centros médicos propios, concertados y preferentes en la Web de tu aseguradora.

En este caso, puedes perder el derecho a la prestación de asistencia sanitaria. El contrato quedaría rescindido siempre que el cuestionario ha sido inexacto o se ha omitido dolosamente cualquier circunstancia que hubiese influido en la valoración del riesgo.

Siempre que no sea un riesgo de los clasificados como excluidos, se aceptará o no, una vez el Responsable médico haya procedido al estudio del mismo.

Sí, te cubrimos la asistencia en todo el territorio nacional.

Sí. Para ello deberás aportar el último recibo de la póliza de salud de tu anterior compañía, quedando eliminado automáticamente el período de carencia de 6 meses. No obstante y salvo en caso de accidente o de emergencia vital, hay determinadas prestaciones que seguirán sujetas a períodos de carencia (7, 8 y 24 meses).

El periodo de carencia indica el tiempo que ha de transcurrir entre el alta en el seguro médico y la posibilidad de solicitar la utilización de determinados servicios de asistencia sanitaria.

Son las patologías que tengas con anterioridad a la fecha de la contratación del seguro.

Es obligatorio siempre realizar cuestionario médico donde el asegurado está obligado a manifestar si padece o ha padecido cualquier tipo de lesiones o enfermedades, especialmente aquellas de carácter recurrente, congénitas o que precisen o hubieran precisado de estudios, pruebas diagnósticas o tratamientos de cualquier índole o si en el momento de la suscripción padecieran síntomas o signos que puedan considerarse como indicio de alguna patología.