Preguntas frecuentes – Seguros vida

Cada persona es distinta, y tiene distintas necesidades en función de su situación personal y familiar, su patrimonio y sus expectativas respecto a su nivel de vida actual y lo que espera para su futuro y el de los suyos. En COAL Seguros, te proponemos el siguiente cálculo para que valores el capital mínimo asegurado que deberías contratar:

Tu salario neto mensual x 12 meses x 5 años = Capital orientativo a asegurar

Dependiendo de los capitales a asegurar solo tendrás que responder una pregunta de salud o bien realizar un breve proceso de selección de riesgo a través de un cuestionario.

Como tomador podrás designar a los beneficiarios como desees. En el caso de no hacerlo, se entenderán como beneficiarios los herederos legales. En el caso del seguro de Amortización de Préstamos el beneficiario será la entidad financiera por la deuda existente. Tendrás el derecho de cambiar a los beneficiarios si lo deseas a lo largo de la vida del contrato.

La compañía no podrá anularlo, salvo que hayas actuado con dolo en el momento de la declaración inicial de tu estado de salud.

Según establece la legislación para proceder a realizar el pago del seguro es necesario que el beneficiario nos acredite estar al corriente de la presentación y de la carta de pago del impuesto.

En la actualidad existe un registro gestionado por la Dirección General de los Registros y del Notariado. La finalidad de este registro es suministrar a los interesados la información necesaria para que puedan saber, si una persona fallecida tenía contratado un seguro de vida, y también la entidad aseguradora con la que lo hubiese suscrito.

Si el asegurado es menor de edad, será necesaria, además, la autorización por escrito de sus representantes legales.

No se podrá contratar un seguro para caso de muerte, sobre personas menores de catorce años de edad o incapacitados.

Lee las condiciones particulares de tu póliza para saber cómo rescatar el importe de tu seguro.

No, aunque generalmente, las entidades financieras suelen exigirlo al formalizar el préstamo hipotecario.

Legalmente no, pero el banco sí puede someter, en uso del principio de libertad de empresa, la concesión de un préstamo al cumplimiento de ciertos requisitos, entre ellos la contratación de un seguro de hogar.

Sí, se puede tener varias pólizas de vida contratadas al mismo tiempo.

No. Los gastos de funeral en caso de fallecimiento no están cubiertos.

En caso de no pagar la prima se paraliza el plan de ahorro, la póliza queda suspendida, y a los seis meses anulada.

No. El seguro de vida no queda cancelado en caso de desarrollar una enfermedad.

Según lo estipulado en la póliza, puede ser temporal o vitalicia.

Se trata de la percepción por parte del Tomador, a su solicitud, de una cantidad (valor de rescate) a cuenta del importe que le corresponde conforme al Seguro. Si el Rescate es total, el Contrato se extingue.

En caso de fallecimiento del asegurado, el beneficiario designado cobraría la cantidad estipulada.