Cómo viajar tranquilo, también en verano

agosto 19, 2016 Escrito por David Cotillas - No hay comentarios

Los viajes son una gran ilusión para muchos pero también pueden convertirse en una fuente de preocupaciones, sobre todo si se viaja con la familia o a otro continente.

Quien más quien menos ya está haciendo planes para las vacaciones. Después de trabajar todo el año, son muchos los que se decantan por hacer viajes largos para desconectar del día a día. Y aunque viajar sea una gran ilusión para muchos, también es una fuente de preocupaciones, sobre todo si se viaja con la familia o a otro continente.

Derechos del Viajero

Nunca se sabe qué puede pasar durante el viaje y un mínimo contratiempo fuera de casa nos puede traer muchos problemas. En la mayoría de casos, la principal preocupación de los viajeros es no llegar a tiempo al destino o perder tiempo y dinero en las reservas.
Aun estando protegidos, muchos viajeros –se calcula que sobre un 17%- no reclaman si las compañías no cumplen. Y es que, para ello, primero deben saber cuáles son sus derechos. Por ejemplo, cuando se viaja en avión debe tenerse claro que si se produce un overbooking en un vuelo, y el viajero no puede subirse al avión, tiene derecho a reclamar una indemnización económica.
Si se viaja en tren, los derechos cambian: los pasajeros podrán pedir el 50% del precio del billete por retrasos de más de una hora. Y del total, a partir de la hora y media de retraso. En caso de cancelación, tendrán derecho al reembolso del billete, según datos de Renfe.
Cuando se viaja en barco, La Unión Europea tienen una regulación muy clara: los viajeros tienen derecho a estar informados y, si la partida se cancela, se podrá elegir entre el reembolso del billete o su transporte en condiciones similares hasta el destino final. Si la partida se retrasa más de 90 minutos, el pasajero también tendrá derecho a comida y bebida y, a alojamiento, en caso de que se demore hasta el siguiente día. Eso sí, en todos los supuestos, las condiciones de reclamación cambian cuando los retrasos y cancelaciones se producen por problemas meteorológicos o por incidencias ajenos a las diferentes compañías.

Atención Sanitaria

Otro de los grandes miedos de los viajeros es enfermar durante el viaje. No todos los países garantizan una atención sanitaria gratuita o económica para los viajeros de otros países, y esto puede ocasionar gastos muy elevados a las personas que necesitan asistencia médica en un país que no es el suyo. Para minimizar riesgos siempre es más que recomendable tener contratado un seguro de Viaje, que pueda responder en caso de necesidad médica y que nos pueda asesorar legalmente delante de cualquier problema o reclamación.

La solución

Los seguros de viaje son una garantía que ofrece más de 40 coberturas para viajar tranquilo, como los gastos médicos de los pasajeros, equipajes o gastos de anulación, así como las actividades deportivas más comunes, sin costes adicionales. Tampoco aumenta el precio del seguro para destinos lejanos, como los Estados Unidos o Japón o a causa de la edad de los pasajeros. En cambio, permite diferentes modalidades como crucero o aventura. Además, el seguro tiene descuentos para las familias y para grupos. Contempla hasta 20 causas de anulación y una tarifa anual multiviaje. Los seguros de Asistencia en Viaje ofrecen una atención de 24 horas los 365 días del año.